martes, 15 de septiembre de 2015

Cardionáutica (Aorta Ascendente)


Hola de nuevo, CiberCosmos!


Después de unas vacaciones veraniegas alejado del virtualismo, de las teclas de mi querida "manzana", de la gestión de tareas y el orden... vuelvo a la actividad blogguera. Hay que decir adiós a la entropía!


Como algunos de vosotros sabéis, adoro el simbolismo, como por ejemplo en cuanto a fechas significativas (para mi "yo mismo"). Es por ello que he elegido iniciar el "curso escolar" hoy, un 15 de Septiembre. Hasta habrá alguno que se extrañe de que no estrenara el día 13, pero el órgano al que obedezco quiso que el regreso se marcara en rojo hoy.


Hace exactamente 5 años inicié un viaje, tanto físico como psíquico y espiritual. Fue uno de esos días en los que te sientes abrumadoramente vivo. Albergaba temor, pero asumí que hay cosas mucho peores que la Muerte o el Fracaso.


El Amor y la Pasión son el alimento del Alma, nos mantienen en movimiento mientras peleamos por una victoria. Incluso si no existiera la Felicidad, merece la pena seguir al instinto, aunque en ese mismo instante no puedas "unir los puntos" y formar una imagen totalmente definida.


Desde entonces, cuando dudo de mis pensamientos y acciones, cuando me planteo cuál debería ser mi devenir... Le pregunto a mi corazón. Para cualquier travesía vital que emprendo, tengo que disponer de su beneplácito.


Al fin y al cabo, todo este "circo" en el que vivimos es mucho más sencillo de lo que nos pensamos. Tan simple como esto:


"Esto es lo que siento y aceptaría morir mientras sea honesto con ello"


Es agradable estar de vuelta. Os dejo con una nueva Prosa Poética que describe todo lo dicho anteriormente, además de un pequeño cambio de imagen en la portada del blog.


Disfruten del paseo!


--------------------------




CARDIONÁUTICA (AORTA ASCENDENTE)


"A veces nuestros sueños se revelan antes en el pecho que en la mente".


Y es que hay procesos internos que no logramos entender, y si buceamos entre ellos corremos el riesgo de ahogarnos. Existen intuiciones que no se basan en la razón, y si le buscamos un sentido descubriremos que nuestra inconsciencia es mucho mas sabia que nuestra consciencia. 


Es una brújula que nos guía hacia lo que no somos capaces de aceptar, hacia lo que deseamos tan profundamente que ni siquiera tenemos conciencia sobre ello. Bajo el influjo del magnetismo nos acercamos a todo lo que ansiamos, bajo su influjo lograremos llegar a donde todo carezca de importancia.


Así que dejemos nuestro cuerpo caer sin más rumbo que el que dicte el armónico movimiento del entorno, confiemos plenamente en que todo llega si desviamos nuestra voluntad hacia la parte de nosotros que es incontrolable. 


Evolucionar es como guardar en un caja fuerte todo aquello sin lo cual no podemos vivir, todo aquello que alimenta nuestra alma. Y, tras ello, tirar la llave al mar y aprender cerrajería con una sonrisa autoimpuesta.


Porque la única forma que tenemos de aferrarnos a la vida es arañar el asfalto y continuar nuestra senda, gritando más fuerte cuando el viento helado incinera nuestro paso, dejando una estela de humo y decibelios, ignorando el hecho de que podamos ser engullidos por la más negra de las apatías.


Si nuestro instinto nos susurra, nuestra brújula intentará prestarle atención y mantenerle como referencia. En ocasiones, el fracaso puede inducirnos a pensar que nos ha engañado, sentirnos frustrados por no estar llegando a nuestro destino deseado, y ante esto sólo puedo decirte:


“Nadie más que tu corazón es capaz de indicarte tu camino. Confía en él, vacíate de indecisión y pisa a fondo”.


--------------------------


Si te gustó esta Prosa Poética, te pueden interesar también: