jueves, 4 de junio de 2015

La Victoria Existe (Oda al Espíritu Inquebrantable)


APRESADO con una camisa de fuerza cognitiva, cuyos cierres de seguridad limitan mis movimientos hasta entumecer mi voluntad. A partir de ahora, el tiempo será una losa mientras permanezca aferrado.


CONTENIDO al mismo tiempo en un frasco herméticamente sellado, cuyo aire viciado tiene fecha de caducidad y descomprime lentamente mis pulmones. Si no logro abrirme paso, me devorará la anoxia.


OCULTO a su vez dentro de una caja agujereada, a través de la cual cientos de ojos, expectantes y seguros tras su parapeto, observan y analizan mi mundo interior. Si logro no evitar sus miradas, dejaré de estar a su merced.


ABANDONADO en medio de un desierto inhóspito, cuyo olor, húmedo y constante, me hace creer que hay agua entre las toneladas de arena que me envuelven dentro de esta Nada. Si no consigo hidratarme, desfalleceré y seré engullido por la Naturaleza.


EXHAUSTO he llegado a la costa y he vislumbrado el horizonte. Se que tengo que elegir: 


O me conformo con quedarme en esta playa, o me sumerjo en el azul infinito. 


O me rindo ahora, o no dejo de nadar. Hasta que la ultima brizna de vigor que poseo se evapore, haciéndome perecer ahogado.


Nada asusta más que un triunfo total, ni siquiera una derrota prevista. Nunca somos igual de justos o contemplativos con la posibilidad de cambio que con la conservación del Status Quo. Cuanto mas tenemos que ganar, mas tendemos a echarnos para atrás. Cuanto mas influye el azar, menos nos da que pensar.


Pero no puedo evitar pensar que, si he llegado hasta aquí, prefiero extinguirme que renunciar a la VICTORIA. Porque se que EXISTE


Así que me dejaré llevar por la corriente y diluiré cualquier lágrima en este cálido fluido que me rodea. Mi voz se alejará en la inmensidad celeste mientras entorna una Oda al Espíritu Inquebrantable.


Glup!... Glup!... Glup!... 




(…Sigo y Seguiré Aquí…)





Participé con este Relato/Prosa Poética en el #creaunahistoria a partir de esta imagen.


--------------------------


Si te gustó este Relato, te pueden interesar también:

- Cuento del Corazón de Reemplazo

- El Botón Rojo

- Cristiano Ronaldo Vs. Stephen Hawking

- Cuento de los Destornilladores Eléctricos y el Martillo