viernes, 27 de marzo de 2015

Diseccionando a un Ángel





Pálida, esculpida en marfil, piensa que su alma es de cristal... No sabe que nada ni nadie la puede quebrar.



Cálida, llamarada carmesí, es la chispa que al bosque incendia... La llave perdida que el cambio potencia.


Dulce, sólida cobertura, núcleo tierno empapado en glucosa... éxtasis constante si alcanzas su esencia sabrosa.


Creativa, lienzo saturado, cuadro tan policromático como contrastado... formarás parte de ella si le has cautivado.


Esquiva, gata abandonada, te observa parapetada tras su coraza... se acercará si ganas su confianza.


Atópica, letra escarlata, es la excepción que el prejuicio desmonta... todo es posible si lo afrontas.


Destructiva, muerte ígnea, pulveriza todo a su alrededor... Lo importante es que sólo ella controla el detonador.


Curiosa, cazadora acechante, quiere atrapar instantes relevantes en rectángulos... Se su presa, se su espectáculo.


Tranquila, brisa invernal, oasis de paz que el tiempo ralentiza... nada duele, nada importa, todo se relativiza.


Inconforme, condición dispar, tiene la eclécsis como dogma... combativa en la lucha contra la norma.


Compasiva, madre atenta, templa y cauteriza la carne herida... nada mas le gustaría que ser mimada por su valía.






--------------------------


Si te gustó esta Prosa Poética, te pueden interesar también: